En bici nunca bajes la guardia

Vehículos

Bicicletas

La bicicleta es un medio de transporte ecológico y económico cuyo uso, además, aporta muchos beneficios para la salud. Si te mueves en bici, hay una serie de precauciones que debes tomar para no ponerte en riesgo. Recuerda que en una caída o un choque en bicicleta eres tu el que recibes el golpe.

Para evitar imprevistos debes preparar bien tu salida en bici. Dedícale tiempo, hay varias pequeñas cosas que debes tener en cuenta antes de salir:
 

  • Mantén tu bici a punto. Realiza un mantenimiento adecuado de la bicicleta, comprueba ruedas, frenos y cadena. Si tu bicicleta es eléctrica, comprueba el estado del motor y la batería.
  • Practica con tu nueva bici eléctrica.  Si has decidido pasarte a la bicicleta eléctrica, al principio circula con ella en una zona con poco tráfico, para que puedas hacerte con su manejo con seguridad.
  • Lleva siempre contigo una multiherramienta, una cámara y una pequeña bomba, te salvarán de averías imprevistas. También recuerda que tu bici debe llevar luces, un catadióptrico trasero rojo, no triangular y timbre: son obligatorios.
  • Vístete de manera adecuada. De día, usa prendas de colores vivos o fluorescentes. Por la noche, utiliza las luces (blanca la delantera y roja la trasera) y elementos reflectantes. También puedes usar catadióptricos en las ruedas, cercanos a las luces.
  • No olvides ponerte el casco, bien ajustado y abrochado. En caso de siniestro, el riesgo de muerte o lesiones graves disminuye enormemente. Los guantes son otro elemento de seguridad que no debemos olvidar, ya que protegen nuestras manos de abrasiones en caso de caídas.
Conduce de forma segura

Recuerda siempre que ante otros usuarios de las vías públicas, tú eres más vulnerable

Ahora ya tienes todo preparado y sales con tu bici a la calle. A partir de este momento debes mantener alerta todos tus sentidos. Nunca montes en bicicleta si has consumido alcohol o drogas, y por supuesto, no vayas en bicicleta escuchando música con auriculares o utilizando el móvil. Te contamos lo que debes tener en cuenta para disfrutar de tu trayecto en bici sin ponerte en riesgo:  

  • Planifica el camino que vas a recorrer. Si no te sientes cómodo circulando con mucho tráfico, busca un itinerario con calles más tranquilas para poder desplazarte con comodidad y seguridad o rutas adecuadas para tu vehículo. Otra opción, siempre que existan y sean seguros, es utilizar los carriles-bici, pero no te confíes en carriles de uso compartido (con peatones u otros vehículos) y sobre todo, en cruces e intersecciones.
  •  Precaución con los peatones. Si utilizas carril-bici o acera-bici, ten mucho cuidado con las personas que van caminando, aquí son los vulnerables. Reduce tu velocidad y guarda distancia de seguridad con ellos.
  • Señaliza siempre tus maniobras y cumple con las normas de tráfico. Respeta los semáforos y pasos de cebra y, si vas a cruzarlos, hazlo a pie si no hay marcas de paso para ciclistas. Recuerda que las aceras, al igual que los pasos de peatones, son para los peatones, no las utilices. Si tienes que utilizarlas por ir acompañando a un niño pequeño, ve siempre a la misma velocidad que las personas que van caminando.
  • Ten precaución.  Extrema el cuidado con los vehículos grandes, evita sus ángulos muertos, y pon atención en las rotondas e intersecciones. Establece contacto visual con los conductores y asegúrate que te han visto. Recuerda que, siempre que se permita, es más seguro circular por el centro del carril. Si tienes que ir por la derecha del carril, estate atento a posibles peatones, a aperturas de puerta de coches, o en estacionamientos en batería, a la posible marcha atrás de un vehículo, que pueden obstaculizar tu camino.

Nunca olvides que estás conduciendo un vehículo

Cumple las normas y no bajes la guardia