Todo sobre los Sistemas de Retención Infantil (SRI)

Colectivos

Sistemas de Retención Infantil

La seguridad de los niños es un tema sensible para todos los adultos. La posibilidad de que un menor se haga daño en un incidente de circulación es algo que no queremos ni imaginar y ponemos mucho empeño en evitarlo, pero, sin embargo, todavía muchos menores fallecen o sufren lesiones en las vías de circulación. 

Y es que toda precaución es poca. Comprueba una vez más que tus hijos utilizan los sistemas de retención adecuados y antes de ponerte en marcha confirma que están bien colocados. Saber que los niños viajan con las condiciones de seguridad adecuadas, es una tranquilidad para ti y para el resto de ocupantes del vehículo. 

Te ayudamos a tomar las medidas necesarias para que tus hijos viajen seguros. 

A cada niño, su SRI

Los menores con estatura inferior a 1,35 cm deben ir siempre con un sistema de retención infantil homologado (R44-04 o R-129) y adaptado a su peso y/o altura, aunque es recomendable que lo sigan utilizando hasta 1,50 cm, momento en el que el cinturón de adulto queda debidamente ajustado.

Los niños siempre en el asiento trasero

Si tus hijos viajan con sillita, deben ir en los asientos traseros del vehículo obligatoriamente, salvo excepciones:

  • Que el vehículo no disponga de asientos traseros
  • Que todos los asientos traseros estén ocupados por otros menores son su sistema de retención respectivo.
  • Que no se puedan instalar sistemas de retención en dichos asientos.

No importa la distancia a recorrer

Los niños deben ir con sistema de retención infantil tanto en los viajes largos como en los trayectos cortos.

Comprueba la instalación de los SRI

Instala correctamente la sillita siguiendo las indicciones del fabricante. El sistema Isofix evita errores. Si la sillita es con cinturón, comprueba que no haya dobleces, y que pase por las zonas recomendadas.

El menor, siempre bien sujeto

Realiza también una buena sujeción del menor. El arnés o el cinturón deben estar tensos, apretados y sin dobleces.

SRI . Cómo colocar al niño
Saber que los niños viajan con las condiciones de seguridad adecuadas, es una tranquilidad para ti y para el resto de ocupantes del vehículo.

Hasta los cuatro años, mirando hacia atrás

Pon la sillitas de coche mirando hacia atrás como mínimo hasta los 4 años y todo el tiempo que sea posible. Siempre hay que desactivar el airbag del copiloto si hay una sillita mirando hacia atrás instalada en este asiento.

Después de la sillita, el asiento elevador

Llegado el momento, utiliza un asiento elevador, mejor con respaldo, para proteger al menor de impactos laterales y facilitar la colocación del cinturón.

La sillita siempre en buen estado

Renueva la sillita si sufres un siniestro, ya que puede tener daños internos no apreciables. Cada 6 años es aconsejable renovarla por posible deterioro de las piezas con el uso.

Descansa en los viajes largos

Es recomendable que saques al bebé de la sillita en todos estos descansos para que pueda estirar y cambiar de postura.

Evita golpes inesperados

No lleves objetos sueltos dentro del vehículo ya que pueden salir proyectados ante cualquier frenazo.

 Si quieres que tus hijos lleguen a ser unos adultos responsables, enseña a los niños a respetar las reglas básicas de seguridad en el coche. Hay que tener en cuenta que los niños aprenden de lo que ven. Se cuidadoso, respeta las normas y nunca arranques si no llevan todos abrochado el cinturón o arnés.

Es importante que les des un buen ejemplo como conductor y pasajero. Cuida su seguridad